Vida diaria: neuroestimuladores

Si tiene éxito, la neuroestimulación puede ayudarle a tratar su dolor crónico y mejorar su capacidad para participar en las actividades diarias normales1-6. Hable con su médico sobre las actividades que pueden resultar más sencillas con la neuroestimulación. 

La vida con un neuroestimulador 

Tras el período de recuperación inicial (de 6 a 8 semanas), la terapia con neuroestimulación para el alivio del dolor se convertirá probablemente en un componente rutinario de su día a día. 

El neuroestimulador: 

  • No hace ningún ruido 
  • No se nota normalmente a través de la ropa 
  • Puede notarse como una pequeña protuberancia bajo la piel 
  • Se puede ajustar usando un programador de mano (similar a un teléfono móvil o un busca) 

Visitas al médico 

Normalmente, se realiza un seguimiento una vez cada seis meses, aunque es posible que al principio el sistema de neuroestimulación requiera ajustes más frecuentes. El médico decidirá si necesita verlo con más o menos frecuencia dependiendo de su plan de tratamiento para el dolor. 

Entre las visitas sucesivas, debe llamar al médico si: 

  • Experimenta un dolor adicional o inusual 
  • Nota cambios extraños en la calidad de la estimulación o no experimenta ninguna sensación cuando se activa el sistema de neuroestimulación 
  • Aumenta el tiempo necesario de estimulación con más frecuencia de lo normal 
  • El patrón de estimulación cambia inesperadamente 

Expectativas realistas 

Unas expectativas realistas son esenciales para la satisfacción con cualquier tratamiento para el dolor. Es importante recordar que el neuroestimulador no eliminará la fuente del dolor ni curará ninguna enfermedad subyacente, pero puede ayudarle a tratar el dolor. 

Extracción del neuroestimulador 

Al ser un sistema totalmente reversible, si ya no necesita el neuroestimulador o cambia de idea con respecto al tratamiento para el dolor, el médico puede desactivarlo o extraer el sistema. 

Referencias

  1. North R, Kidd D, Zuhurak, M, et al. Spinal Cord Stimulation for Chronic, Intractable Pain: Experience Over Two Decades. Neurosurgery 1993;32 384-395. 
  2. Kumar K, Toth C, Nath R, et al. Epidural Spinal Cord Stimulation for Treatment of Chronic Pain—Some Predictors of Success. A 15-Year Experience. Surg Neurol 1998;50:110-121. 
  3. De La Porte C, Van de Kelft E. Spinal Cord Stimulation in Failed Back Surgery Syndrome. Pain 1993;52:55-61. 
  4. Devulder J, De Laat M, Van Bastalaere M, et al. Spinal Cord Stimulation: A Valuable Treatment for Chronic Failed Back Surgery Patients. J Pain Symptom Manage 1997;13:296-301. 
  5. Burchiel K, Anderson V, et al. Prospective, Multicenter Study of Spinal Cord Stimulation for Relief of Chronic Back and Extremity Pain. Spine 1996;21:2786-2794. 
  6. Turner J, Loeser J, Bell K. Spinal Cord Stimulation for Chronic Low Back Pain: A Systematic Literature Synthesis. Neurosurgery 1995;37:1088-1096.

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.

Última actualización: 09 06 2012

Section Navigation

Additional information

Contacto

Medtronic Ibérica, S.A.
Medtronic
C/María de Portugal, 11 28050 Madrid
España
work Tel +34 91 625 04 00
work Fax +34 91 650 74 10

Learn More

En Internet

 
España