En qué consiste el procedimiento de implante– Monitor cardíaco subcutáneo

El procedimiento

La implantación de un monitor cardíaco subcutáneo es normalmente un procedimiento sencillo. El monitor cardíaco se inserta bajo la piel en el área del tórax superior. 

Colocación de un monitor cardíaco subcutáneo 

Detalle - Un monitor cardíaco subcutáneo se inserta bajo la piel en el área del tórax superior

Después del procedimiento

Al principio, puede experimentar algunas molestias menores cerca de la zona de la incisión. El médico o el personal de enfermería le dará instrucciones sobre los cuidados que debe aplicar en casa tras el implante. Pueden incluir consejos sobre la forma de levantarse, la inspección de la zona de la incisión, los niveles de actividad en las primeras semanas y el uso del activador de mano del paciente.

En general, las personas que tienen un monitor cardíaco subcutáneo implantado pueden realizar casi todas sus actividades normales. Podrá nadar, bañarse y practicar ejercicio con el monitor cardíaco sin temor a dañarlo.

Una vez implantado el monitor cardíaco, el médico puede programar visitas periódicas a la consulta o el centro médico. Durante una visita en consulta, el médico o el personal de enfermería descargará la información sobre sus ritmos cardíacos que se almacena en el monitor cardíaco. No sentirá nada mientras esto ocurre.

Cuando el monitor cardíaco subcutáneo registre la actividad cardíaca durante un síncope, el médico podrá “leer” las señales. Esto le ayudará a determinar si la causa de su síncope inexplicado tiene relación con un ritmo cardíaco anormal.

El médico determinará cuánto tiempo será necesario el monitor cardíaco. Normalmente, después de uno o varios registros de la actividad cardíaca, el médico determinará si los síntomas tienen relación con un ritmo cardíaco anormal. Entonces se podrá extraer el monitor cardíaco subcutáneo.

Riesgos

Todos los procedimientos quirúrgicos entrañan cierto riesgo. Dado que el monitor cardíaco se implanta bajo la piel, hay un riesgo ligero de infección, de que el dispositivo se mueva o asome a través de la piel o de sensibilidad al material del monitor cardíaco.

Los riesgos de que ocurra algo grave son escasos. Recuerde hablar con el médico sobre todas sus dudas y aclarar todo aquello que no entienda bien. Aunque para muchas personas el uso de este producto es beneficioso, los resultados pueden variar. El médico puede ayudarle a decidir si es adecuado para usted.

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.

Última actualización: 22 09 2010

Section Navigation

Additional information

Contacto

Medtronic Ibérica, S.A.
Medtronic
C/María de Portugal, 11 28050 Madrid
España
work Tel +34 91 625 04 00
work Fax +34 91 650 74 10

Learn More

En nuestra Web

España