Acerca de la hidrocefalia

Aproximadamente 1 de cada 1000 bebés nace con hidrocefalia, una afección en la que se acumula demasiado líquido cefalorraquídeo en los ventrículos del cerebro. Los síntomas pueden incluir vómito, letargo, dolor de cabeza, cabeza agrandada o incluso ataques de apoplejía. No existe cura, pero el tratamiento puede proporcionar alivio a largo plazo.

Definición

El término "hidrocefalia" se deriva de dos palabras griegas: hidro (agua) y kephale (cabeza). La hidrocefalia todavía se conoce a veces como "agua en el cerebro". Se trata de una afección en la que un exceso de líquido cefalorraquídeo se acumula en las cavidades del cerebro conocidas como "ventrículos".

Causas y tipos de hidrocefalia

En condiciones normales, existe un equilibrio delicado entre la producción, la circulación y los niveles de absorción de líquido cefalorraquídeo en los ventrículos del cerebro.

La hidrocefalia es el resultado de un desequilibrio en la distribución de líquido cefalorraquídeo. Los tres tipos de hidrocefalia son los siguientes:

  • Hidrocefalia no comunicante (obstructiva): ocurre cuando se bloquea el flujo de líquido cefalorraquídeo dentro del sistema ventricular.
  • Hidrocefalia comunicante (no obstructiva): ocurre cuando hay una absorción inadecuada del líquido cefalorraquídeo.
  • Hidrocefalia crónica del adulto (HCA): un aumento en la cantidad de líquido cefalorraquídeo de los ventrículos del cerebro con un aumento pequeño o nulo de la presión dentro de la cabeza; se ve con mayor frecuencia en adultos de más de 60 años.

Tanto la hidrocefalia no comunicante como la comunicante pueden ser "congénitas" (existen antes del nacimiento) o "adquiridas" (se desarrollan después del nacimiento debido a traumas o enfermedades)."

Síntomas

En infantes y bebés, los huesos del cráneo no están aún cerrados y la hidrocefalia puede ser obvia. La cabeza del niño se agranda y la fontanela (punto blando) puede estar tensa o prominente. La piel puede parecer delgada y brillante y las venas del cuero cabelludo pueden parecer llenas o congestionadas.

Los síntomas pueden incluir:

  • Vómitos
  • Mala alimentación
  • Apatía
  • Irritabilidad
  • Ojos prominentes e incapacidad del bebé de mirar hacia arriba
  • Ataques de apoplejía ocasionales

En niños mayores y adultos, los huesos del cráneo se han cerrado. Estos individuos tienen síntomas de aumento de la presión intracraneal debido a la acumulación de líquido cefalorraquídeo en los ventrículos cerebrales que produce una agrandamiento de los mismos y la compresión del tejido cerebral.

Los síntomas pueden incluir, pero no se limitan a:

  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Perturbaciones visuales
  • Mala coordinación
  • Cambios de personalidad
  • Falta de concentración
  • Letargo

Es probable que las señales y síntomas del aumento de la presión intracraneal cambien con el tiempo, cuando las suturas craneales (las uniones entre los huesos del cráneo) empiezan a cerrarse en niños pequeños y bebés, y se cierren completamente en niños mayores y adultos.

Diagnóstico

Hay varias pruebas que pueden ayudar a diagnosticar la hidrocefalia. 

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.

Última actualización: 22 09 2010

Section Navigation

Additional information

Contacto

Medtronic Ibérica, S.A.
Medtronic
C/María de Portugal, 11 28050 Madrid
España
work Tel +34 91 625 04 00
work Fax +34 91 650 74 10
España