Factores que su médico puede considerar – Cifoplastia con balón

Una fractura de columna (también llamada fractura por compresión vertebral) ocurre cuando uno de los huesos de la columna vertebral se fractura o se hunde. La osteoporosis causa una pérdida de fuerza y estabilidad en el hueso y es la enfermedad subyacente en la mayoría de los pacientes que padecen fracturas de columna.

Además de la osteoporosis, la pérdida ósea puede producirse como efecto secundario de medicaciones como corticoesteroides, ciertos tratamientos del cáncer y hábitos como el tabaco, la inactividad y una ingesta baja de calcio.

Los huesos de la columna vertebral son diferentes de los de otras partes del esqueleto. Por ejemplo, los huesos de las piernas son más rígidos y densos que los de la columna vertebral. Un hueso fuerte y denso permite que las piernas soporten movimientos bruscos. Los huesos de la columna vertebral, sin embargo, son menos densos y más “esponjosos” y, por tanto, más vulnerables a las fracturas.

La cifoplastia con balón es una opción de tratamiento que generalmente se reserva para los pacientes con dolor de espalda o deformidades relacionadas con las fracturas de columna. Después de un examen físico, pueden requerirse pruebas de obtención de imágenes, como radiografías o resonancias magnéticas (RM), para confirmar el diagnóstico de una fractura de columna.

Normalmente, un médico de cabecera ve a los pacientes antes de remitirlos a un especialista. Después del tratamiento con cifoplastia con balón, el paciente se remite de nuevo al médico de cabecera para seguir el tratamiento médico del trastorno subyacente.

La mayoría de los pacientes experimentan alivio del dolor y un aumento de la movilidad después del procedimiento1.

Como en la mayoría de los procedimientos quirúrgicos, pueden producirse problemas graves, algunos de ellos mortales. Entre estos se incluyen el ataque cardíaco, la parada cardíaca (el corazón deja de latir), el ictus y la embolia (sangre, grasa o cemento que migra a los pulmones o al corazón). Los otros posibles riesgos son la infección, el desprendimiento de cemento óseo y su llegada al músculo y el tejido que rodea a la médula espinal, y lesiones del nervio que pueden, en raras ocasiones, causar parálisis, y el paso de cemento óseo a los vasos sanguíneos, que puede producir daños en dichos vasos, en los pulmones o en el corazón.

Este procedimiento no es adecuado para todos los pacientes. Consulte a su médico para analizar estos y otros riesgos.

Referencias

  1. Ledlie, J.T. and M.B. Renfro, Kyphoplasty treatment of vertebral fractures: 2-year outcomes show sustained benefits. Spine. 2006. 31(1): p. 57-64.

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.

Última actualización: 22 09 2010

Section Navigation

Additional information

Contacto

Medtronic Ibérica, S.A.
Medtronic
C/María de Portugal, 11 28050 Madrid
España
work Tel +34 91 625 04 00
work Fax +34 91 650 74 10

Learn More

En Internet

(en inglés)
Michelson Technology at Work
España