Opciones de tratamiento para la escoliosis

Al tratar la escoliosis, un médico tendrá en cuenta la gravedad de la curvatura de la espalda, la edad y otros factores (por ejemplo, el estado física). Si la curva necesita ser corregida, normalmente la primera opción es un tratamiento no quirúrgico, como el uso de un corsé.

Algunas personas pueden tener una escoliosis tan grave que requiera cirugía. Sin embargo, muchas curvas de escoliosis nunca progresan hasta el punto de necesitar cirugía. El médico le aconsejará sobre qué opción de tratamiento es apropiada para su afección.

Observación de la escoliosis

La observación puede ser una opción de tratamiento para las curvaturas dorsales pequeñas, curvas que tienen un riesgo bajo de empeorar o aquellas con un historial favorable una vez que el crecimiento se ha detenido. Esto generalmente implica que un médico realice reconocimientos médicos regulares para verificar si la curvatura ha mejorado o ha empeorado.

Corsé para la escoliosis

Si tiene una curva en la columna vertebral de 25 a 40 grados y aún está en fase de crecimiento, el médico puede recomendar que utilice un corsé. El propósito de llevar este corsé es impedir que empeore la curva de la columna vertebral durante el crecimiento.

Cirugía de escoliosis

La cirugía puede ser una opción de tratamiento para corregir curvas de más de 45 grados en la columna vertebral con el esqueleto maduro o curvaturas dorsales que no han respondido al corsé. La cirugía de escoliosis generalmente tiene dos metas: detener el empeoramiento de una curva y corregir la deformidad espinal.

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.

Última actualización: 22 09 2010

Section Navigation

Additional information

Contacto

Medtronic Ibérica, S.A.
Medtronic
C/María de Portugal, 11 28050 Madrid
España
work Tel +34 91 625 04 00
work Fax +34 91 650 74 10
España