Enfermedad degenerativa de disco

A pesar de su nombre, la enfermedad degenerativa de disco no es realmente una enfermedad. Pero eso no hace menos real el dolor que provoca. Tanto si es el resultado del envejecimiento como el de una lesión, la enfermedad degenerativa de disco puede limitar su actividad. Algunas personas incluso pueden necesitar cirugía.

Definición

A medida que los discos pierden su contenido de agua debido a una enfermedad o a la edad, pierden su altura, acercando las vertebras entre sí. Como resultado, las aperturas de los nervios de la columna vertebral se estrechan. Cuando esto ocurre, los discos no absorben los impactos producidos por el movimiento habitual igual de bien, particularmente cuando camina, corre o salta.

El deterioro, una postura deficiente y los movimientos incorrectos del cuerpo también pueden debilitar el disco, causando la degeneración del mismo.

Causas

Para algunos de nosotros, la enfermedad degenerativa de disco forma parte del proceso natural de envejecimiento. A medida que envejecemos, nuestros discos intervertebrales pueden perder sus características de flexibilidad, elasticidad y absorción de moviento. Para otros, la enfermedad degenerativa de disco puede provenir de una lesión en la espalda.

Síntomas

Los síntomas más comunes que sugieren que el dolor cervical puede estar provocado por la enfermedad degenerativa de disco incluyen, entre otros, dolor cervical, dolor que se extiende hacia abajo a la parte posterior de los omóplatos o a los brazos, entumecimiento y hormigueo, y a veces incluso dificultades para utilizar la mano.

La enfermedad degenerativa de disco también puede causar dolor de piernas o de espalda, así como problemas funcionales como hormigueo o entumecimiento en las piernas o nalgas, o dificultades para caminar.

Diagnóstico

El diagnóstico de la enfermedad degenerativa de disco empieza con un reconocimiento médico del cuerpo, con atención especial en el cuello, la espalda y las extremidades.

El médico le examinará la espalda para comprobar la flexibilidad, el rango de movimiento y la presencia de ciertas señales, lo que puede ser indicativo de que las raíces nerviosas estén afectadas por cambios degenerativos en la columna vertebral. Esto a menudo implica pruebas de esfuerzo muscular y reflejos para asegurarse de que siguen funcionando normalmente.

Con frecuencia le pedirán que rellene un diagrama para indicar dónde se producen los síntomas de dolor, entumecimiento, hormigueo y debilidad. Se puede pedir rayos X o una resonancia magnética (RM).

 

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.

Última actualización: 22 09 2010

Section Navigation

Additional information

Contacto

Medtronic Ibérica, S.A.
Medtronic
C/María de Portugal, 11 28050 Madrid
España
work Tel +34 91 625 04 00
work Fax +34 91 650 74 10

Learn More

En Internet

(en inglés)
España