Beneficios y riesgos – Neuroestimuladores

La neuroestimulación puede reducir su dolor crónico y mejorar su habilidad de realizar sus actividades diarias. Pregunte a su médico de los beneficios y riesgos asociados al uso de un neuroestimulador para sus síntomas de dolor neuropático.

Beneficios

Normalmente, las personas que tienen éxito con la neuroestimulación:

  • Experimentan al menos un 50% de disminución del dolor1-6
  • Sienten una sensación de hormigueo suave en el área donde tienen dolor
  • Reducen la necesidad de medicaciones orales1-6
  • Reducen los efectos secundarios de las medicaciones orales1-6

Además, este tratamiento:

  • No implica cambios permanentes en la médula espinal o nervios
  • Se puede ajustar para proporcionar diferentes niveles de estimulación para varias actividades y momentos del día
  • Es reversible: su médico puede desactivar o retirar el sistema
  • Puede probar la terapia durante un período corto de tiempo (fase de prueba) antes de recibir un implante permanente

Riesgos

Aunque el objetivo de la neuroestimulación es aliviar el dolor causando la menor cantidad de efectos secundarios posible, todos los tratamientos para el dolor tienen riesgos.

Los efectos secundarios más comunes incluyen:

  • Falta de estimulación, lo cual produce una pérdida de alivio del dolor debido al movimiento del electrodo u otras causas
  • Estimulación intermitente
  • Estimulación en una zona inadecuada si se mueven los electrodos
  • Estimulación molesta
  • Dolor en el lugar de implante del estimulador
  • Problemas con el programador o de transmisión de datos

Con menor frecuencia también pueden ocurrir efectos negativos serios:

  • La neuroestimulación requiere cirugía y como con cualquier cirugía, existe el riesgo de infección
  • Se puede perder sangre (hematoma) o fluido (seroma) en el área donde se implanta el neuroestimulador
  • En casos raros, puede ocurrir una lesión de la médula espinal debida una colocación quirúrgica incorrecta del electrodo
  • Las complicaciones del dispositivo pueden requerir cirugía adicional para recolocar, reparar o sustituir piezas del sistema

Consulte información de seguridad importante para obtener más detalles.

Referencias

  1. North R, Kidd D, Zuhurak, M, et al. Spinal Cord Stimulation for Chronic, Intractable Pain: Experience Over Two Decades. Neurosurgery 1993;32 384-395.
  2. Kumar K, Toth C, Nath R, et al. Epidural Spinal Cord Stimulation for Treatment of Chronic Pain – Some Predictors of Success. A 15-Year Experience. Surg Neurol 1998;50:110-121.
  3. De La Porte C, Van de Kelft E. Spinal Cord Stimulation in Failed Back Surgery Syndrome. Pain 1993;52:55-61.
  4. Devulder J, De Laat M, Van Bastalaere M, et al. Spinal Cord Stimulation: A Valuable Treatment for Chronic Failed Back Surgery Patients. J Pain Symptom Manage 1997;13:296-301.
  5. Burchiel K, Anderson V, et al. Prospective, Multicenter Study of Spinal Cord Stimulation for Relief of Chronic Back and Extremity Pain. Spine 1996;21:2786-2794.
  6. Turner J, Loeser J, Bell K. Spinal Cord Stimulation for Chronic Low Back Pain: A Systematic Literature Synthesis. Neurosurgery 1995;37:1088-1096.

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.

Última actualización: 22 09 2010

Section Navigation

Additional information

Contacto

Medtronic Ibérica, S.A.
Medtronic
C/María de Portugal, 11 28050 Madrid
España
work Tel +34 91 625 04 00
work Fax +34 91 650 74 10

Learn More

En Internet

España