Beneficios y Riesgos – Tecnología transcatéter

Esta técnica mínimamente invasiva permite la implantación de un nuevo reemplazo valvular en el conducto dañado sin que para ello tenga que abrirse la caja torácica y detenerse el corazón, evitando así los riesgos y traumas de una gran operación. No obstante, no pueden descartarse completamente riesgos y complicaciones. Póngase en contacto con su médico si siente síntomas que puedan indicar complicaciones.

Beneficios

La válvula cardíaca transcatéter contribuye a reducir el número de operaciones a las que debe someterse un paciente con cardiopatía congénita de la válvula pulmonar a lo largo de la vida.1 Esta válvula cardíaca puede utilizarse de forma temprana y contribuir así, sin las complicaciones con frecuencia asociadas a una operación, a un mejor resultado del tratamiento.1 Además, la válvula puede contribuir a reducir la duración de permanencia en la UVI después de la operación y a minimizar el riesgo de hemorragia tras la cirugía.2

Después de la intervención, que dura normalmente un par de horas horas, se revierte la anestesia y se conduce al paciente a la sala de reanimación. El procedimiento no suele requerir que el paciente Normalmente, después de la intervención no se requiere una estancia en la UVI y el paciente puede abandonar el hospital en dos días.

Riesgos

La implantación de una válvula cardíaca transcatéter como reemplazo de la válvula pulmonar no está necesariamente indicada para todos los pacientes con cardiopatía congénita de la válvula pulmonar.

Deben cumplirse distintas condiciones:

  • La más importante es que la válvula transcatéter pueda colocarse y dilatarse. Además, el tamaño del vaso también es importante. El paciente no debería tener una edad inferior a cinco años y debería pesar 30 kg como mínimo. No obstante, la experiencia actual indica que la gran mayoría de los pacientes son jóvenes.
  • Dado que la válvula se fija con presión en el vaso, debe existir previamente un vaso artificial (conducto). Éste puede ser una prótesis valvular humana (el así denominado homoinjerto) o una válvula biológica artificial en un tubo de dracón. La implantación en una arteria pulmonar natural no es posible, ya que el tejido del vaso se expandiría en exceso.
  • La presión cardíaca, las dimensiones de un conducto implantado previamente entre la cámara cardíaca derecha y las arterias pulmonares y la posición de las arterias coronarias que suministran sangre al corazón deben examinarse meticulosamente.

En la preparación con el médico se comprobará en qué medida se cumplen todas las condiciones.

La válvula transcateter es solo un remedio temporal diseñado para minimizar el número de cirugías que el paciente necesitará a lo largo de su vida. Como los pacientes crecen y se desarrollan, los cambios en la estructura y tamaño del corazón pueden hacer necesarias más intervenciones. Sólo los profesionales médicos pueden proporcionarle las mejores fuentes de información referentes a los futuros tratamientos de esta patología.

Referencias

1. Coats L et al., The potential impact of percutaneous valve stent implantation on right ventricular right flow tract re-intervention. European Journal of Cardiothoracic Surgery. 2005; 27:536-543.
2. Khambadkone S., Bonhoeffer P.,Non-Surgical Pulmonary Valve Replacement: Why, When and How? Catheterisation and  Cardiovascular Interventions. 2004;62:401-408.

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.

Última actualización: 22 09 2010

Section Navigation

Additional information

Contacto

Medtronic Ibérica, S.A.
Medtronic
C/María de Portugal, 11 28050 Madrid
España
work Tel +34 91 625 04 00
work Fax +34 91 650 74 10
España