Beneficios y Riesgos – Implantación de un conducto

El tratamiento quirúrgico de valvulopatías pulmonares es actualmente algo rutinario y puede producir resultados rápidamente perceptibles. En cuanto la sangre comienza a fluir de forma normal por la válvula pulmonar, el cuerpo obtiene (siempre que el corazón funcione como se espera) sangre enriquecida con oxígeno en cantidad suficiente.

No obstante, no pueden descartarse completamente riesgos y complicaciones. Informe a su médico cuando observe síntomas que puedan indicar una complicación.

Beneficios

Con el tiempo, usted o su hijo podrán proseguir sus actividades cotidianas habituales. El tiempo de duración de la convalecencia puede ser muy diferente para cada paciente y depende de su estado de salud general. En cuanto la nueva válvula cardíaca se ocupe de que el corazón pueda funcionar (de nuevo) de manera eficiente, desaparecerán con el tiempo los efectos de la valvulopatía.

Riesgos

Los riesgos posibles son:

  • Como en toda intervención, transcurridos unos días desde la operación, existe el riesgo de coágulos sanguíneos (trombos, trombosis). Dichos coágulos pueden disolverse y dirigirse al pulmón, donde causan disnea o dolor torácico, o incluso pueden llegar a causar la muerte. Informe inmediatamente a su médico si sufre disnea o dolor torácico.
  • En casos poco frecuentes, puede pasar que su nueva válvula cardíaca no funcione como está previsto. En ese caso, es posible que tenga que someterse a una nueva intervención.
  • Después de la intervención, también puede darse un ritmo cardíaco irregular (arritmias cardiacas). Estas arritmias son con frecuencia de naturaleza transitoria exclusivamente y pueden tratarse con medicación.
  • Dado que algunos conductos sólo son aptos para pacientes menores de 18 años, es necesario realizar una advertencia adicional: cuando los niños crecen, el conducto no crece y debe ser sustituido transcurrido cierto tiempo. Incluso en adultos que han completado su crecimiento, los conductos pueden acumular depósitos anormales de calcio que lo estrechen o lo hagan regurgitante ( la sangre puede retroceder). Si este re-estrechamiento (restenosis) o regurgitación se mantiene durante un tiempo prolongado, el paciente con frecuencia experimenta intolerancia al ejercicio, falta de aliento e incluso arritmias. Esto significa que el paciente requerirá cirugías adicionales.

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.

Última actualización: 22 09 2010

Section Navigation

Additional information

Contacto

Medtronic Ibérica, S.A.
Medtronic
C/María de Portugal, 11 28050 Madrid
España
work Tel +34 91 625 04 00
work Fax +34 91 650 74 10
España