Neuroestimuladores para los trastornos del movimiento

La terapia de la estimulación cerebral profunda (DBS Therapy) está actualmente aprobada para tratar la enfermedad de Parkinson, el temblor esencial y la distonia.* Esta terapia ajustable y reversible utiliza un dispositivo implantado que estimula áreas del cerebro a través de impulsos eléctricos, lo que permite que los circuitos del cerebro que controlan el movimiento funcionen mejor.

Para la enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson afecta a aproximadamente a 100.000 españoles1. Si es uno de ellos, probablemente sepa que este trastorno neurológico del movimiento no tiene cura. Lo que quizá no sepa es que la terapia de estimulación cerebral profunda puede reducir algunos de los síntomas asociados a la enfermedad de Parkinson.2
Más

Para el temblor esencial

A menudo mal diagnosticado como enfermedad de Parkinson, el temblor esencial es muy común. De hecho, 1 de cada 5 personas de más de 65 años pueden padecerlo.3 Si el temblor esencial está afectando a su capacidad para vivir un estilo de vida activo, es posible que la estimulación cerebral profunda ayude a controlar sus síntomas.
Más

Para la distonia

Principalmente una afección hereditaria, la distonia puede provocar contracciones musculares involuntarias severas que pueden interferir con la vida cotidiana. Es posible que la estimulación cerebral pueda ayudar.
Más

Referencias

  1.  Disponible en: www.observatoriodeladiscapacidad.es
  2. Resumen clínico de la terapia Activa, 2003.
  3. What is Essential Tremor? Disponible en: www.essentialtremor.org. Obtenido el 14 de julio de 2008.

 

 

 

 

La información contenida en este sitio web no constituye consejo médico. Trate con su médico la información de diagnóstico y de tratamiento.

Última actualización: 22 09 2010

Section Navigation

Additional information

España